Tarata

Titulares!!!

lunes, 10 de abril de 2017

¿Por qué Rumanía quiso LEGALIZAR la CORRUPCIÓN? [Vídeo]


Pokémon, Gürtel, Palma Arena, Malaya… Y, así, son ya más de cien los nombres, a cada cual más exótico, necesarios para identificar cada uno de los casos de corrupción que han azotado España en los últimos años. Pero, aunque a tenor de las noticias pueda parecernos que este es un patrimonio local, nada más lejos de la realidad.

Sin ir más lejos, el 2017 ha comenzado de manera incendiaria en Latinoamérica, donde el caso Odebrecht ha afectado a prácticamente todos los países de la región y ha implicado a presidentes, ministros, partidos políticos y a grandes personalidades de los más altos escalafones del poder.

Pero ni siquiera tenemos que irnos tan lejos para ver las fechorías de muchos políticos. En la misma Unión Europea hay un país que ha cruzado todas las líneas rojas que implícitamente podríamos considerar trazadas en los marcos democráticos: Rumanía, uno de los países más corruptos de toda Europa ha tratado de enfrentarse al problema, ni más ni menos, despenalizando la corrupción.



Una tarifa para lograr favores políticos

No es una broma, en enero de 2017 el parlamento rumano aprobó un decreto mediante el cual se permitía que los políticos aceptaran sobornos por valor de hasta 44.000 euros, sin que pudiesen ser juzgados por ello. En otras, palabras, el Parlamento de Rumanía venía a reconocer, mediante la despenalización, una suerte de tarifas con las que obtener el favor político.

Sin embargo, la reacción de la ciudadanía no fue la esperada por la clase política, y este decreto provocó las mayores protestas que se han dado en Rumanía desde la caída de Nicoláe Ceaucescu hace casi 30 años. Y es que, aunque el pueblo rumano está muy acostumbrado a la corrupción, este decreto ha sido la gota que ha colmado su paciencia.



En este vídeo el equipo de VisualPolitik te cuenta cómo se ha llegado hasta aquí.


Fuente: LaVanguardia

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Nos importa tu opinión. No te vayas sin comentar.

//