Tarata

Titulares!!!

jueves, 2 de febrero de 2017

¡Fueron Sobrevaloradas! Las Millonarias Obras Concedidas por Fujimori a Odebrecht


Luego de la revelación de la empresa Odebrecht a la justicia de los Estados Unidos, sobre las coimas que entregó a funcionarios peruanos entre 2005 y 2014 para adjudicarse diversas obras públicas, el fujimorismo ha tratado de curarse en salud, al advertir que cuando tuvo el poder, entre 1990 y 2000, nunca habría ocurrido esto.

Sin embargo, a fines del año pasado el exprocurador José Ugaz reveló que Odebrecht también trabajó con el gobierno de Alberto Fujimori. El diario La República publicó, en enero pasado, que la transnacional brasileña ejecutó un total de 30 obras concedidas por ese régimen.

A esto se agrega que hace unas semanas, la periodista Melissa Pérez publicó, en el portal El Gran Angular, un informe que indica que las primeras coimas que Odebrecht habría entregado en el Perú datan de 1988, en pleno primer gobierno de Alan García.



A partir de estos sobornos, la empresa se adjudicó los proyectos de la central hidroeléctrica Charcani V, en Arequipa, y de irrigación Chavimochic en Lambayeque. En el caso de este último, Odebrecht integró el consorcio Chimú, junto a Graña y Montero, que siguió operando en otras etapas del proyecto realizadas en el gobierno de Fujimori.

Es en esta época en la que todavía no se encuentran pruebas, o siquiera indicios, de que funcionarios del régimen de la década de los 90 hayan sido sobornados a cambio de otorgar obras públicas. Sin embargo, una investigación de IDL-Reporteros apunta a esa posibilidad, a partir de obras concedidas a Odebrecht que tuvieron un sobrecosto de más de 500 millones de soles.



LA CLAVE ESTÁ EN EL PROYECTO CHAVIMOCHIC

Según el reportaje de Pérez, el proyecto Chavimochic, concedido a Odebrecht y Graña y Montero en el primer período de García, continuó siendo ejecutado por esta misma sociedad en la década de Fujimori. Así lo indica también el informe de los periodistas Rosa Laura, Hernán P. Floríndez y Leslie Moreno:

"Durante la década de los noventa se firmó el contrato de la segunda etapa, las obras de reducción de vulnerabilidad, y la rehabilitación de su infraestructura. En los tres casos el Consorcio Chimú, integrado por Odebrecht y Graña y Montero, ganó la adjudicación de las obras. Estas tres tuvieron en total 189 millones 500 mil soles de sobrecosto".

La investigación de IDL-R indica que "si se toma en cuenta la inflación de la moneda -medida en relación al valor del dolar- en todos estos años", dicha cifra, solo por ese proyecto, equivaldría a 480 millones 925 mil 438.90 soles.

Pero ese no es el único sobrecosto de la década de Fujimori.




OTROS SOBRECOSTOS

IDL-Reporteros también halló sobrecostos en otros 27 proyectos concedidos a Odebrecht. Según documentos oficiales a los que tuvo acceso el citado portal, por todas estas obras, sean de carreteras, agua y desagüe, irrigación e infraestructura, hubo un sobrecosto de más de 506 millones de soles, un 38% de lo contratado inicialmente.

La investigación ha hecho un balance de lo que representa dicha cifra:

"(Es) casi el total del presupuesto asignado a las regiones de Madre de Dios, Moquegua, Tumbes y Pasco en 1999, y más de seis veces lo invertido entre 1995 y 2000 en el Programa de Vaso de Leche de Huancavelica y Ayacucho, las regiones más pobres del Perú en esos años".


LOS DATOS QUE LA FISCALÍA DEBE TENER EN CUENTA

El informe recuerda que "tres representantes legales de la empresa en el Perú durante esos años son hoy delatores premiados ante la justicia brasileña". Por ello, le hace una recomendación a las autoridades:

"La Fiscalía debe investigar si la empresa brasileña protagonista del escándalo de corrupción más grande de latinoamérica también utilizó masivamente el soborno durante el mayor periodo de corrupción de la historia peruana". 

La pelota está en la cancha de la Fiscalía. Pero el periodismo de investigación continuará investigando.

Puede ver la nota completa de IDL-Reporteros aquí.

Fuente: LaMula

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Nos importa tu opinión. No te vayas sin comentar.

//