Tarata

Titulares!!!

viernes, 29 de julio de 2016

Absueltas las Integrantes de Femen Acusadas de Exhibicionismo y Desórdenes Públicos en España


Se enfrentaban a su primer juicio en España convencidas de que su actuación "fue correcta". Afirmaban antes de entrar en el juzgado de lo penal nº19 de Madrid que volverían a actuar "tal y como lo hicimos" y pidieron salir "absueltas".

Ocho días después de ese momento, la Justicia les ha dado la razón. Las cinco integrantes de Femen, para las que la acusación pedía 6,5 años de cárcel y la Fiscalía nueve meses y una multa por exhibicionismo, desórdenes públicos, ir en contra de los derechos fundamentales y resistencia a la autoridad, han sido absueltas, según la sentencia dictada este viernes.

Los hechos por los que la Asociación Enraizados en Cristo y en la Sociedad interpuso la demanda contra las cinco activistas se remontan a noviembre de hace tres años, cuando las acusadas irrumpieron con el pecho descubierto en una manifestación antiabortista, organizada por el colectivo Derecho a Vivir, que recorría las calles del centro de Madrid. Se pusieron delante de los manifestantes provida para exhibir y gritar lemas como "Mis normas, mi cuerpo" o "Libertad para abortar". Muchos de los participantes en la marcha se enfrentaron a ellas y las acusaron de haberles agredido. La policía las detuvo.Según la sentencia, y a pesar de lo declarado por los testigos en la vista, "en el acto de juicio no resultó acreditado que las acusadas se colocasen delante de la manifestación para pararla, la interrumpieran o perturbaran gravemente, se abalanzasen sobre la cabecera con intención de detenerla, realizasen gestos obscenos, mostraran desprecio a los agentes de la autoridad, se opusieran a su actuación dando manotazos, patadas o tirándose a la calzada, ni que lesionasen a un miembro del servicio del orden".

Además añade que "no cabe condenar a una persona sin que tanto el elemento objetivo como el elemento subjetivo del delito cuya comisión se le atribuye hayan quedado suficientemente probados". En definitiva, que "cuando el órgano judicial albergue una duda racional sobre la concurrencia de los elementos del tipo penal, pese a que se haya practicado prueba válida con las necesarias garantías, debe entrar en juego el principio in dubio pro reo, que no tiene un valor orientativo en la valoración de la prueba, sino que envuelve un verdadero mandato: el no afirmar hecho alguno que pueda dar lugar a un pronunciamiento de culpabilidad si se abrigan dudas sobre su certeza", continúa el escrito de la magistrada María Dolores Moure.

La juez aprovecha la sentencia para criticar que se haya recurrido a la vía penal para una causa que podría haberse resuelto por la vía administrativa o civil. "Nada favorece tanto la criminalidad como la penalización de cualquier injusto consistente en una nimiedad", sostiene al respecto el escrito, citando a otro autor.

Abogados Cristianos, que ejerce la representación de la acusación particular de la asociación Enraizados, ya ha anunciado su intención de recurrir. "Nos parece una auténtica vergüenza", ha reconocido por teléfono a EL MUNDO la letrada Polonia Castellanos. "Parece que esta juez quiere crear un estado de sitio o algo así cuando haya manifestaciones, porque no se entiende esta sentencia. No nos la esperábamos para nada. Como mínimo, que les pusieran una multa, pero no la absolución", añade.

Sobre el 'tirón de orejas' de la magistrada por acudir por la vía penal, Castellanos sostiene que "eran delitos de libro, que se ajustaban a todo lo aplicable al derecho y hasta la fiscal lo reconoció". La abogada además muestra su indignación por 'ignorar' la versión de los policías "que reconocieron que les dieron patadas".




"Es una cruzada contra otra forma de pensar"


Lara Alcázar, portavoz de Femen España, ha admitido a este periódico tras conocer la sentencia que "no sabíamos qué podía pasar. No confiábamos en nada. Pero se ha demostrado que la protesta pacífica es legítima y seguiremos con este tipo de acciones, no podemos perder fuelle".

Tanto ella como sus compañeras explicaron en el juicio "lo que nosotras sentimos. No fuimos a mentir. Explicamos lo que vivimos ese día y cómo lo vivimos y creo que se nos ha entendido". Sobre las sensaciones que tuvieron en la vista, Alcázar ha comentado que "aunque escuchamos testimonios que nos parecieron que distorsionaban totalmente la realidad y flipamos un poco por que se contaran en la sala cosas que no ocurrieron, no quisimos entrar en ningún tipo de provocación, sino sólo explicar lo que nosotras sentimos".

Siempre estuvieron convencidas de que "habíamos protestado de forma pacífica y las imágenes lo corroboraban. No hicimos nada que fuera merecedor de cárcel, ni mucho menos. Se ha demostrado que esto es una cruzada particular de un grupo de personas que tienen una moral diferente".





Los argumentos, según los delitos


Del delito de exhibicionismo, la juez las absuelve citando a la Real Academia Española de la Lengua, que lo define así: "exhibicionismo es la perversión consistente en el impulso a mostrar los órganos genitales". El tipo delictivo, por tanto, se refiere a "la exhibición obscena, impúdica, de los órganos genitales antes menores, torpe, grosera, susceptible de afectar al bien jurídico protegido que es la indemnidad sexual de los menores". Y, en el caso de autos "no concurren ninguno de estos elementos".

Respecto al delito de interrumpir el legítimo derecho de reunión y manifestación, la sentencia establece que tampoco "resultó acreditado que las acusadas, con su conducta, impidiesen este ejercicio (la manifestación continuó y concluyó según lo previsto) o lo perturbasen gravemente".Sobre los desórdenes públicos "sólo podrá entenderse afectado el orden público, al que se refiere el art. 21.2 de la Constitución, cuando el desorden externo en la calle ponga el peligro la integridad de personas o bienes, lo que no consta que sucediese, por lo que ambas manifestaciones estaban amparadas constitucionalmente".

"Tampoco los hechos son constitutivos de un delito de resistencia a agentes de la autoridad, pues en el caso de autos "la testifical de los agentes no fue convincente, ni concluyente para considerar que la actuación de las acusadas fuera de resistencia activa a la actuación de los mismos, sino una mera pasiva leve, que los agentes pudieron interpretar como grave ante la dificultad de sujetarlas teniendo sus torsos desnudos, actitud omisiva o de desobediencia leve de las acusadas al requerimiento de desalojo de los agentes que se encuentra despenalizada y constituye, actualmente, una infracción administrativa".

Fuente: ElMundo.es

Por ahora es todo. Soy el Dr. Azul en Tarata 21...


No hay comentarios :

Nos importa tu opinión. No te vayas sin comentar.

//