Tarata

Titulares!!!

jueves, 23 de abril de 2015

Alicorp, el Rey de los Bienes de Consumo de Perú


Hola a todos y todas. Les recomiendo este post. Alicorp, la empresa del Grupo Romero dedicada a producir bienes de consumo, no es un nombre que le suene demasiado al peruano de pie. Sin embargo, el país está lleno de sus productos y sus marcas figuran entre las más populares. 

Debe ser difícil encontrar una casa en el Perú donde no se haya consumido alguna vez aceite Primor o Friol, pastas Nicolini o Don Vittorio, galletas Victoria o Sayón, harina Blanca Flor o detergentes Bolívar. En todos estos sectores, las marcas de Alicorp tienen una cuota de mercado de alrededor de 50%. En otros, su presencia es incluso más abrumadora. Es el caso de las salsas picantes y la mayonesa envasada, una línea de negocio en la que casi es dominante. Cuando un peruano viaja a visitar familiares o amigos que viven en el exterior, es frecuente que lleve sobres de ají o mayonesa Alacena dentro de su equipaje.

No es la única manera en que los productos de Alicorp salen al exterior. En Ecuador y Chile vende alimentos para animales, mientras que en Brasil su principal negocio son las pastas. En Argentina, en cambio, la mayor parte de sus ingresos proviene de otra línea de productos: el cuidado personal (con marcas como Plusbelle, segunda en su categoría) y el cuidado del hogar, con marcas como los detergentes Federal y Zorro. Actualmente, Perú representa el 61,2% de sus ventas totales. El resto está repartido de manera similar entre los otros cuatro países.

El gigante peruano del consumo tiene actualmente en su cartera más de 160 marcas y ambiciosos planes a medio plazo. En el 2014 registró ventas por 2.100 millones de dólares y para 2021 se ha fijado como meta lograr ingresos de más de 5.000 millones. Conseguir este objetivo necesariamente supondrá mantener la agresiva estrategia de crecimiento que ha impulsado la empresa. “Hacia 2021, como fuente de crecimiento inorgánico, Alicorp se ha propuesto tener una mayor presencia en el mercado colombiano (hoy solo contamos con una operación de distribución), y llegar a México, si se dan las oportunidades”, señala un portavoz de la firma.

Con la mira puesta en su expansión regional, Alicorp ha concretado en los últimos años varias importantes adquisiciones. En 2012 pagó 62 millones de dólares por la chilena Salmofood (productora de alimento para peces) y en 2013 compró la brasileña Pastificio Santa Amalia, que además de pastas, produce y comercializa gelatinas, chocolates y refrescos en polvo, por 95 millones. En el mercado peruano también estuvo activa, con adquisiciones en los últimos tres años por valor de 270 millones. En paralelo, ha redoblado sus lanzamientos. El año pasado presentó 46 nuevos productos en todos sus mercados. De ellos, 21 fueron de marcas de consumo en Perú, la mayor cantidad de lanzamientos en la historia de la compañía. Para este año, proyecta un número similar, entre extensiones de líneas existentes y nuevos productos.

La reafirmación de esta apuesta, que busca triplicar el valor de la empresa en seis años, se produce a pesar de que 2014 no fue un buen año para Alicorp. Aunque las ventas totales subieron un 8% respecto al año anterior, el beneficio neto se desplomó, pues pasó de 331 millones de soles en 2013 (unos 100 millones de euros al cambio) a apenas 12 millones de soles (cuatro millones de euros). En parte, fue el coste de la expansión, pues la empresa emitió deuda en 2013 por 450 millones de dólares para financiar sus adquisiciones. Aunque en ese momento la operación parecía ventajosa, la posterior depreciación del sol le ocasionó fuertes pérdidas. También le afectó la fuerte desaceleración de la economía peruana, un escenario que, con distintas intensidades, se reprodujo en todo el continente.

Recientemente, la empresa lanzó una nueva emisión de deuda corporativa, esta vez en soles, con la idea de recomprar su propia deuda y reestructurar todo su pasivo. Aunque la situación de Alicorp dista de ser delicada, las calificadoras de riesgo han tomado nota también del grado de dependencia de la empresa de su deuda, que es un poco elevado teniendo en cuenta las recomendaciones de agencias como Fitch.

Alicorp está vinculada al Grupo Romero desde 1971, cuando éste adquirió las operaciones peruanas de Anderson, Clayton & Company, una empresa dedicada a la producción de aceites y grasas comestibles. Ese mismo año pasó a llamarse Compañía Industrial Perú-Pacífico SA (CIPPSA). Luego de varias adquisiciones y absorciones de empresas del mismo grupo, en 1995 cambió de nombre a Consorcio de Alimentos Fabril Pacífico SA, y en 1997 adoptó la denominación Alicorp. La empresa cotiza en la Bolsa de Lima (BVL).

El origen de los sombreros

El Grupo Romero tiene mucha fama en el Perú como uno de los conglomerados empresariales más importantes e influyentes. Es el resultado más de un siglo de historia, que empezó en 1874 cuando un joven español llamado Calixto Romero Hernández dejó su Soria natal para iniciar una serie de viajes por América.

En sus inicios realizó negocios sobre todo en Centroamérica y el Caribe, pero en 1888 Calixto Romero decidió instalarse de manera permanente en el pueblo de Catacaos, ubicado en la región Piura (norte de Perú) y famoso por la calidad de su artesanía.

Allí fundó, junto con su amigo y socio Manuel Torres, la Casa Romero, que originalmente se dedicó al negocio de los sombreros de paja y luego al algodón y las pieles, en mabos casos con mucho éxito. Fue el inicio de lo que ahora es un grupo empresarial que incluye una red de estaciones de servicio, un operador logístico, operadores portuarios, y aceiteras, entre otras empresas.

La familia Romero controla, además, el consorcio financiero Credicorp, que incluye al Banco de Crédito de Perú (BCP, el más grande del país), la gestora de Fondos de Pensión Prima, y Pacífico Seguros, entre otras firmas.

Por ahora es todo. Soy el Dr. Azul en Tarata 21...

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Nos importa tu opinión. No te vayas sin comentar.

//