Tarata

Titulares!!!

jueves, 5 de febrero de 2015

Marco Sifuentes: Promperú Celebra a Streisand


Hola a todos y todas. Les recomiendo este post. El periodista Marco Sifuentes, macho men de las redes sociales peruanas, escribió para el Diario al República, el siguiente artículo sobre el efecto Streisand y el error brutal de Promperú al censurar el vídeo "Perú, país de turistas blancos".

Promperú Celebra a Streisand
Por: Marco Sifuentes

Hace casi exactamente 10 años, uno de los fenómenos favoritos de Internet fue bautizado: el Efecto Streisand. Uséase: lo que pasa cuando intentas censurar algo, Internet se da cuenta y todo se convierte en un escándalo fuera de proporción.

En el 2003, Barbra Streisand denunció por 50 millones de dólares al fotógrafo Kenneth Adelman y la página de fotografías pictopia.com. ¿Su reclamo? Una foto aérea de su casa, incluida en un segmento de imágenes de la costa de California, alegando su derecho a la privacidad. Antes de su demanda, el archivo, llamado simplemente “Image 3850″ había sido descargado solo 6 veces (dos de ellas correspondían a los abogados de Streisand). Luego que el caso se hizo público, la imagen fue descargada más de 420,000 veces en un solo mes. Finalmente, fue la misma Streisand la que terminó atentado contra su propia privacidad.

Tiempo después, en enero de 2005, hace casi una década, un artículo de Techdirt acuñó el término “Efecto Streisand”. En estos días, muchas webs han “celebrado” el décimo aniversario de la denominación. Es comprensible: el efecto había ocurrido muchas veces, pero necesitaba un nombre. Es cierto que se trata de un fenómeno que precede largamente a la aparición de Internet, pero la red sí estimula este tipo de situaciones.

Un ejemplo brutal ocurrió con el asesinato de los dibujantes de Charlie Hebdo. Los terroristas intentaron atemorizar a quienes se burlen (o, simplemente, dibujen) a Mahoma. El resultado: la replicación ad infinitum de sus imágenes.

Un ejemplo a la bruta acaba de ocurrir en el Perú. La semana pasada, Promperú sacó otro de sus muy efectivos comerciales de Marca Perú destinado al turista extranjero. Muy emocionante y muy lindo. Pero no faltan los aguafiestas (es Internet, qué esperan). Esta vez fueron los chicos de El Cenicero, una web de noticias satíricas. Usando las imágenes del comercial, pero con una locución distinta (y un slogan distinto: “El país de los turistas blancos”), la parodia destacaba el casting étnicamente homogéneo del comercial.

¿Qué sucedió? Promperú denunció el video ante YouTube por “infracción de derechos de autor”. Como de costumbre, se pervierte a los derechos de autor y se los usa como herramienta para la censura. El abogado Miguel Morachimo, de Hiperderecho, explica que “los derechos de autor se crearon y existen para promover la creatividad y asegurar una compensación al creador de una obra. Promperú no busca proteger su propiedad intelectual. Los videos han sido pagados con el dinero de todos los peruanos y todos los que trabajaron en hacerlo ya fueron compensados.”

Los derechos de autor no son absolutos. Existen excepciones muy claras, como la sátira y la parodia. Eso no le importa a Promperú, que ya cometió abusos similares antes (con una carta notarial al dibujante Alvaro Portales, que satirizó el logo de Marca Perú). Pero esto no solo es un abuso, sino un error brutal. En el caso del video de El Cenicero, antes de ser retirado de YouTube, no tenía ni 700 vistas. Al cierre de esta nota, 24 horas después de denunciarse la censura y de subir una copia de la parodia a otro servicio de videos, está a punto de exceder las 40 mil vistas. Y el debate racial sobre los comerciales de Promperú, que antes no existía, ahora anda encendido. Feliz décimo aniversario, Efecto Streisand.


Por ahora es todo. Soy el Dr. Azul en Tarata 21...

No hay comentarios :

Nos importa tu opinión. No te vayas sin comentar.

//