Tarata

Titulares!!!

sábado, 11 de octubre de 2014

Del Bar “El Diablo” a la Cárcel: La Historia de Katiuska Del Castillo


Hola a todos y todas. Les recomiendo este post. María Elena Hidalgo escribe para la República la historia de Katiuska Del Castillo "La Jefa". Cincuenta y veinte. Los conocidos y vecinos de la familia coinciden en que Norma Muro, la madre de la muchacha, cumplió un papel clave en la relación amorosa entre el alcalde Roberto Torres y la joven Katiuska, quienes se llevan 30 años de diferencia.

Ni Corín Tellado podría haber escrito una historia igual protagonizada por un sesentero como Roberto Torres y una veinteañera como Katiuska del Castillo. Lo que parecía una locura de amor digna de las publicaciones rosa acabó en la sección roja de las noticias policiales.

La madre de Katiuska, Norma Muro, manejaba un negocio de venta de comida en un corralón de 20 por ocho metros frente a la Universidad Nacional Pedro Ruiz Gallo, en  la ciudad de Lambayeque. La atracción del negocio eran las jóvenes Miluska e Ingrid, las hermanas mayores de Katiuska. Ellas jalaban a los clientes. Mientas tanto, Juan José Del Castillo, el padre de las jóvenes, descrito por sus conocidos como un hombre sin carácter y sin ambiciones, trabajaba en la piladora de arroz San Pedro. La familia vivía en una vivienda que le había facilitado la empresa, en la avenida 28 de Julio de Lambayeque. Pero en el 2004, Juan José Del Castillo fue despedido.

Fue una mala hora para la familia Del Castillo Muro.

No les alcanzaba el dinero para alquilar una nueva vivienda; así que Juan José Del Castillo rogó a la compañía San Pedro que le permitiera continuar en el inmueble hasta reunir dinero para mudarse. Para mejorar sus ingresos, el padre de Katiuska se dedicó a manejar una mototaxi, con tan mala suerte que se la robaron. La situación de la familia empeoró hasta el hundimiento.

Mano que mece la cuna

Norma Muro, la madre de Silvia, Juan José, Johan, Ingrid, Katiuska y Laleiska, consiguió juntar un préstamo y abrió otro negocio, en la avenida 28 de Julio, Lambayeque. Era un bar y lo llamó "El Diablo", por la comida picante que servía. Otra vez sus hijas fueron la atracción del lugar.

Un vecino que conocía a la familia relató lo que sucedía en "El Diablo", pero pidió que no lo identificaran:

"La señora Norma trabajaba vendiendo trago de noche. En ese lugar atendían sus hijas, y como eran muy simpáticas, atraían a los hombres. Esa señora no tiene perdón de Dios. Es ambiciosa. No me gusta hablar de ella. Y su esposo, Juan José (Del Castillo), también tiene la culpa porque no decía nada. Es un cero a la izquierda. A mí me dolía ver a esas jovencitas en ese lugar con el afán de atraer clientes. Afortunadamente la mayor (Silvia) se casó con un comandante de la FAP y la segunda (Ingrid) con un coronel del  Ejército”.

El 2007, cuando inició su primer año como alcalde provincial de Chiclayo Roberto Torres Gonzales, el destino de la familia Del Castillo Muro cambió radicalmente.

De acuerdo con fuentes relacionadas con el entorno íntimo del burgomaestre, Norma Muro se presentó ante Torres para felicitarlo por su victoria electoral. No estaba sola. Lo hizo en compañía de Katiuska.

"Al alcalde siempre le gustaron las jovencitas, así que al conocer a Katiuska rápidamente se prendó de ella. Al inicio salían los tres, porque la señora Norma Muro no la dejaba sola con el alcalde. Pero luego se apartó sigilosamente. Con Katiuska, el alcalde cambió. Torres tuvo muchas mujeres, todas jovencitas, pero se cuidaba. Sin embargo, a Katiuska la sacaba a comer, la paseaba  por todos sitios y la mostraba públicamente. En esa época Katiuska tenía una relación con Carlos Reyes, un trabajador de la municipalidad de la  anterior  gestión, pero terminó con él para iniciar una relación con el alcalde”, relató una fuente del entorno del burgomaestre, que pidió el anonimato.

Katiuska Del Castillo Muro, nacida el primero de mayo de 1988, había cumplido 19 años en 2007, cuando se produjo el encuentro con el burgomaestre chiclayano, que entonces sumaba 48 años.

Que sea por la familia

“Norma Muro era una señora sin ningún tipo de reparos. Y puedo asegurar que la relación  amorosa entre el alcalde y Katiuska era una cosa predispuesta por su mamá Norma. Katiuska es una víctima de la madre. Esa niña estuvo condicionada y tratada como un objeto por su madre, que toda la vida fue ambiciosa. Norma es la gran culpable de lo que ahora le pasa a la hija. Que a los 20 años Katiuska haya pedido un departamento a su nombre es por  consejo de su madre. Norma buscaba resolver su vida a costa de la hija. Katiuska es una víctima de su madre”, relató otro vecino de la familia Del Castillo Muro.

La exhibición pública de Roberto Torres con Katiuska Del Castillo produjo la separación y posterior divorcio del alcalde con su esposa de toda la vida, Marleny Alarcón Camacho, en 2008. Ella es una tecnóloga médica con quien tuvo tres hijos.

Lo cierto es que no era la primera vez que Roberto Torres sostuvo una relación amorosa con una jovencita. Katiuska no fue la primera. En 2004,  Torres se vinculó con Lourdes Paz Albújar. Ella solo tenía 15 años. En 2006, con 17 años, Roberto Torres y Lourdes Paz tuvieron una hija.  La pareja siguió unida hasta que la muchacha se enteró de que Torres salía con Katiuska, en 2008.

Ante la ruptura, Lourdes  Paz le pidió al alcalde Roberto Torres que le entregara una  pensión a su hija, que la ayudara a conseguir trabajo, y que cumpliera con reconocerla. A cambio, ella prometió que no haría público el romance ni de la existencia del fruto de su amor. Torres se comprometió a proporcionarle dinero, a reconocer a la niña y movió sus  influencias para conseguirle un puesto en el Servicio de Administración Tributaria de Chiclayo. La prensa local descubrió la relación amorosa y Lourdes Paz fue despedida. El escándalo no indujo a Katiuska a separarse del alcalde. Por el contrario, el vínculo sentimental se fortaleció.

“El alcalde era celoso con ella. Ella no salía a la calle con amigas. Siempre estaba con el alcalde o con su familia. Con el tiempo Katiuska cambió.  De ser tranquilita y callada se  convirtió en una prepotente y ostentosa. Cuando conversaba con uno levantaba el cuello para que le viéramos las joyas de oro que llevaba. Puede que haya sido una víctima de su madre, pero luego aprendió y corrió solita. Hacía lo que quería con el alcalde. Él le compraba lo que quería”, dijo una de sus amigas.

La muchacha humilde que atendía en un bar, comenzó a lucir joyas y ropa de marca y alardeaba de sus viajes al extranjero. A ella le fue muy bien, y a la familia también.

Continúa mañana.

Una familia de 6 hijos que pasó de la pobreza al lujo en un santiamén

Lo primero que hizo la  familia de Katiuska con ayuda del novio, el alcalde Roberto Torres, fue instalarse en la Municipalidad Provincial de Chiclayo. Para el 2008, la madre de Katiuska, Norma Muro, fue designada subgerenta de Turismo sin tener  la más mínima preparación  para el cargo. Norma Muro solo cuenta con estudios secundarios. Ocupó el cargo  hasta 2012.

Por su parte, el padre de Katiuska, Juan José Del Catillo, fue acomodado por el yerno como administrador  de la agencia de Empresa  Prestadora de Servicios y Saneamiento (EPSEL), en el distrito de Íllimo, en Lambayeque, cargo que mantiene  hasta  hoy.

Su hermano Johan Del Castillo Muro fue ubicado en la Beneficencia de Chiclayo, entidad dependiente del municipio chiclayano.

El 2008, Katiuska dejó la casa de la avenida 28 de Julio, en Lambayeque, para vivir en un departamento alquilado por el burgomaestre Torres en la urbanización Santa Victoria en Chiclayo. Ya en julio del 2011 se mudó a su propio edificio valorizado en un millón de dólares, ubicado en la urbanización

El Abogado Vallejo y adquirió un auto de 3 mil dólares. Al siguiente año compró un terreno valorizado en 12 mil dólares en la urbanización La Florida, Chiclayo. Todo esto con el único sueldo de 1,300 soles como jefa del archivo municipal del distrito de José Leonardo Ortiz, donde se desempeñaba como jefa.

En 2011, Katiuska ingresó a trabajar en el archivo. Fue una especie de trueque. El alcalde de Leonardo Ortiz, Raúl Cieza, contrató a Katiuska, y a cambio su hermano fue contratado por Roberto Torres en Chiclayo.


Por ahora es todo. Soy el Dr. Azul en Tarata 21...

1 comentario :

  1. Conozco a Katty y me da mucha pena lo que esta pasando, una chica retraída y hasta un poco tonta, es cierto que desde niña fue víctima de su madre que la vendía al mejor postor, a los quince años era una belleza, cuando me entere lo de Beto Torres le adverti que esto podría pasar pero lastimosamente la ambición y la codicia la habían dominado.

    ResponderEliminar

Nos importa tu opinión. No te vayas sin comentar.

//