Tarata

Titulares!!!

martes, 17 de junio de 2014

La Historia del Hobbit de las Flores


Hola a todos y todas. Les recomiendo este post. Científicos australianos e indonesios han estado investigando unos restos fósiles encontrados en la Isla de Flores (Indonesia) en 2003 y al que han llamado Homo Floresiensis.

Las primeras informaciones que han llegado a la prensa sobre este descubrimiento dicen que se puede tratar de un homínido emparentado con el Homo Sapiens y que pudo convivir con él ya que los restos parecen datar de hace unos 18.000 años.

Hasta el momento se han encontrado restos de siete individuos. Junto a ellos también se han encontrado restos de herramientas, lo que mostraría indicios de inteligencia a pesar de no ser considerados homo sapiens por sus descubridores.

La posible nueva especie pudo aparecer hace unos 78.000 años, lo que permite pensar que pudieron convivir hace unos 50.000 años con el Homo Sapiens Sapiens y el Homo Sapiens Neanderthalensis.

El primer descubrimiento fue de un esqueleto de lo que parecía ser un niño, pero los investigadores que trataron con él estimaron que se trataba de una hembra adulta.


Aspecto físico:

El Homo floresiensis sería pequeño comparado con el resto de homínidos descritos. Se estima que un adulto mediría en torno a un metro de alto y pesaría unos 25 kg. Este aspecto físico es lo que ha propiciado que se le bautizara como “Hobbit”. Sus brazos serían largos, para poder trepar con mayor facilidad a los árboles. Su capacidad craneal relativa era comparable a la del Homo Erectus, lo que le hacía una especie relativamente inteligente.

Pero además se cree en la posibilidad de que pudiera hablar. Los indicios de este planteamiento se encuentran en las marcas dejadas por el cerebro en la parte interna del cráneo. El estudio del homínido ha revelado que:
  • Tenía muy desarrollados los lóbulos temporales, zonas asociadas a la comprensión del lenguaje y al desarrollo auditivo.
  • Tenía muy desarrollado el lóbulo frontal, asociado al control de las habilidades racionales y al de la planificación del futuro.

Comportamiento:

Al parecer conocían el uso del fuego y herramientas de caza y artesanía rudimentaria. El aislamiento de la Isla de Flores ha hecho pensar a varios investigadores que incluso conocerían el manejo de embarcaciones, aunque este hecho es más dudoso. De ser cierta esta teoría, se podría pensar incluso en la capacidad de uso del lenguaje oral, que expondremos más adelante.

Todo hace pensar, según los investigadores que trabajan con el hallazgo, que hacían caza social de pequeños mamiferos y lagartos gigantes. Se cree que utilizarían el fuego para cocinarlos al hallarse restos de estos animales carbonizados junto a los restos del Homo Floresiensis.

En cuanto al uso de herramientas parece ser comprobado ya que las pruebas hechas a estas muestran que hay algunas datadas en más de 70.000 años, cuando el hombre llegaría a la zona hace unos 12.000 años solamente. Así que esta posible nueva especie tuvo que ser la que fabricó las herramientas encontradas.


Polémica:

Este descubrimiento ha abierto un debate en la comunidad científica ya que no todos los investigadores están a favor del descubrimiento de una nueva especie.

Algunas investigaciones sobre los esqueletos hallados podrían sugerir que no formarían una especie distinta, sino que eran humanos, de la raza austromelanesia. En este caso, los cuerpos encontrados pertenecerían a hombres que adolecían de microcefalia, una enfermedad que haría que la cabeza y, por lo tanto, el cerebro tuvieran un tamaño más pequeño de lo normal. El problema surge cuando se descubrieron más restos, ya que todos los encontrados presentan las mismas características físicas y craneales.

También se ha llegado a hablar de la posibilidad de que fuera un tipo de pigmeo, siendo también humanos. Los pigmeos detienen su ritmo de crecimiento en la adolescencia pero su cerebro está totalmente formado, sin embargo los restros encontrados tienen indicios de un cerebro menos evolucionado que el humano.


El Ebu Gogo:

En Indonesia existen tradiciones populares acerca de pequeños hombres peludos que habitaban en las cavernas de las islas de la región. El más común era el “Ebu Gogo”. Este mítico ser tenía “primos” en las diferentes islas de Indonesia, siendo Ebu Gogo el más conocido, junto al Orang Pendek de la de Sumatra, el Batutut de Borneo y el Nittaewo de Sri Lanka.

Las descripciones que se conocen desde épocas de la colonización holandesa se podrían fácilmente asimilar a los restos encontrados en la isla de Flores. Lo que ha hecho abrir entre algunos científicos el interés por la búsqueda de este ser mítico.

De hecho hasta hace muy poco se han atestiguado avistamientos del Ebu Gogo, lo que es si cabe más interesante ya que, de ser cierta la posible de unicidad entre el Homo florisensis y el Ebu Gogo y, de que las investigaciones realizadas sobre el homo florisensis sean certificadas, podrían encontrarse restos en alguna isla con dos siglos de antigüedad o menos. Esto supondría un golpe para el “Status Quo” de la evolución humana, ya que habrían convivido hasta, en términos evolutivos, hoy el homo sapiens sapiens y el homo florisensis. Además el ADN de restos de una especie que murió hace relativamente tan poco tiempo es más posible que se conserve y poder investigar así muchas cosas sobre la especie.

Y no sólo eso, sino que también cabría la posibilidad de que en las densas selvas de Indonesia, en las que muchas zonas están todavía sin explorar, descubriendo todavía a día de hoy grandes mamíferos, podría haber vivos algunos especimenes del homo floresiensis.

Por ahora es todo. Soy el Dr. Azul en Tarata 21...

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Nos importa tu opinión. No te vayas sin comentar.

//