lunes, 27 de mayo de 2013

Beto Ortiz, el Periodista Pedófilo y Mercenario de Alan Garcia. Impunidad Activa


Hola a todos y todas. A Beto Ortiz no le gusta recordar su pasado oscuro, el cual lo involucra en uno de los crimenes más asquerozos que puedan existir, la pederastia. A tal punto le molesta, que lleva un odio enfermo contra la Revista Caretas, que tuvo el atrevimiento de publicar las denuncias documentadas sobre el caso. Caretas aún mantiene la información periodística en su página web.

Cada vez que algun entrevistado le ha mencionado el tema para bajarlo a tierra, Ortiz se ha puesto de colores y ha tratado de victimizarce, o evadir el tema. Hace semanas,  un comentario mordaz de Ortiz contra la baja cultura de lo concursantes de un reality, ocasiono que uno de los participantes le enrrostrara directamente su pasado pederasta, ante ello, Ortiz enmudecio totalmente. No dijo más.

A lo largo de los años, Ortiz a tratado de disfrazar su pederastia, recurriendo a la homosexualidad. Que sea homosexual no tiene nada de malo, lo malo son sus inclinaciones pederastas, las cuales han sido comprobadas por el poder judicial peruano. Que no lo hayan condenado, por que su defensa recurrió a un controvertido vacio legal, no lo libra de su condición de culpable. Así como nuestro equipo, seguro muchos desconocen que Ortiz fue hallado culpable, y se salvo únicamente porque su defensa arguyo que un violador es aquel que penetra, y no aquel que obliga a que lo penetren. En simple, Ortiz no pudo violar con el recto. Talvez Ortiz no es un pederasta activo, pero es un pederasta pasivo. Causa repulsión y asco que ahora Ortiz hable de la posibilidad de adoptar. A continuación la historia completa y documentada.


IMPUNIDAD ACTIVA
Revista Caretas (Descargar PDF)


El ‘pantallazo’ que abre este reportaje pertenece a la propia página ‘oficial’ en Internet de Beto Ortiz. Este ‘website’ (www.betoortiz.com) reúne sus principales crónicas periodísticas, resúmenes de sus libros, singulares “pastillitas contra la moral” y videos de sus reportajes en Panorama, La Revista Dominical, así como de sus últimos programas en los canales 2 y 5.

También hay una galería de fotos y en ella un link titulado: “Cueritos Peruanos”.

Se trata de una carpeta con 280 fotografías de una veintena de muchachos desnudos. No se consignan sus identidades, pero todos ellos aparecen a cara descubierta, lo que sugiere que dieron su consentimiento para ser retratados.

Cada fotografía, por cierto, lleva un título y una leyenda escritos con el corrosivo estilo de Ortiz. “Esta pose se llama Filo de Vidrio”, le dedica a ‘Ramiro’, un adolescente que aparece retratado desnudo en una ducha. A ‘Jesús’, un muchacho de rasgos selváticos, le escribe: “Al final de la batalla y muerto el combatiente”, en referencia a sus partes íntimas expuestas sin censura alguna. Y a ‘David’, un joven moreno fotografiado tocándose los genitales, le bromea con aparente picardía: “Sáquese la mano de ahí. Malcriado, ¿no?”.

Hay, también, imágenes grupales (‘Los Charapas Kids’ y ‘Los Ángeles de la Arena al Desnudo’), que datan del 2007, y otras fotos más recientes, realizadas en junio del 2009.


Algunos de estos ‘cueritos’, como es el caso del pugilista Jonathan Maicelo, quien aparece en boxer junto a un sonriente Ortiz, son evidentemente mayorcitos. Otros no tanto.

Quienes conocen a Ortiz alegan que son ‘fotos artísticas’, y hay quienes señalan que probablemente se trate de un caso de ‘efebofilia’, condición según la cual personas adultas experimentan atracción hacia adolescentes que ya han pasado la etapa de la pubertad.

Pero de la ‘efebofilia’ a la ‘pedofilia’ o al abuso sexual de menores hay un paso, según la Organización de las Naciones Unidas (ONU). Además, las fotografías expuestas por el propio periodista traen a la memoria un precedente que no tiene nada de travesura: el expediente contra Ortiz por delitos contra la libertad sexual, fe pública y otros.


Website oficial de Ortiz contiene la galería Cueritos Peruanos’ con 280 fotografías de una veintena de muchachos desnudos.

LOS TESTIGOS

Dicho expediente policial, que data de 1996, fue expuesto parcialmente por Magaly Medina, en enero del 2000, y por César Hildebrantd, en setiembre del 2002.

La semana pasada, sin embargo, Jaime Bayly terminó de desempolvarlo. En su guerra contra Ortiz, que a la postre motivó el despido del periodista y la cancelación de su programa ‘Enemigos Públicos’, en Canal 5, Bayly disparó: “Hubiera preferido no recordarlo porque es un episodio nauseabundo, asqueroso, pero como él (Ortiz) me amenazó con demandarme por injuria y pidió que le presente pruebas, pues las estoy presentando”.

“Son como una veintena los jóvenes que acusan a Beto Ortiz”, recordó ‘El Francotirador’. “El albergue de menores ‘Generación’, de Lucy Borja, denunció a Beto Ortiz de que se llevaba a los menores del albergue para entrevistarlos y (luego) tener sexo con ellos”.


El expediente contra Beto Ortiz por delitos contra la libertad sexual, fe pública y otros, cuya copia fue examinada por CARETAS, reúne los testimonios de Lucy Borja, directora de ‘Generación’, Edwin García Grandez, Lizandro Amado Espinoza, Miguel Susaya Ñuflo, Iván Agüero y los hermanos Ronald, Dany y Enrique Arbañil Trujillo. Todos ellos rindieron su manifestación, entre abril y agosto de 1997, en la sede de la División de la Policía del Ministerio Público y ante Luis Mejía, titular de la Primera Fiscalía de Familia de Lima.


Borja declaró que “Él (Ortiz) se hizo pasar por un periodista bueno, decente y resultó ser una persona mala que quiso ganarse mi confianza para abusar de los niños”.

Edwin García, por su parte, relató que conoció a Ortiz en la Plaza San Martín en 1993, poco después de haberse fugado del reclusorio de menores “Maranguita”. Tenía 14 años.

García dijo que Ortiz lo entrevistó para ‘Panorama’ y luego le ofreció “ropa, comida y plata para tener relaciones”. “Me prometió dar estudios de televisión, trabajo en el Canal 5 y además vivir en su casa, ya que su padre alquila habitaciones, lo cual acepté porque necesitaba y además deseaba superarme en mi vida”, agregó García.

Amado declaró a la Policía que Ortiz intentó abusar de él en 1992. Al lado, Manuel Ayvar, brazo derecho de Montesinos, ‘investigó’ el caso.

El testigo detalló a la Policía el interior de la casa de Ortiz, en San Borja, y hasta la ubicación exacta de una lámpara roja sobre su escritorio. También lo culpó del incidente que lo dejó inválido de por vida. García dijo que si el periodista no lo hubiera seducido no habría abandonado el albergue donde se encontraba, ni recibido posteriormente un balazo en la espalda durante el atraco a un transeúnte cerca de la Plaza Francia.

Miguel Susaya Ñuflo, así como los hermanos Ronald, Dany y Enrique Arbañil Trujillo corroboraron lo dicho por García. Todos ellos declararon a la Policía del Ministerio Público haber tenido relaciones sexuales con Ortiz cuando tenían entre 16 y 15 años. Ronald Arbañil recordó que el periodista lo invitaba a comer pollo a la brasa y una vez le dio 40 soles. Susaya Ñuflo murió hace cincos años durante un motín en el penal de Lurigancho.

Sin embargo, en setiembre de 1997, el fiscal Luis Mejía archivó la denuncia por “falta de evidencias”. Por entonces, Ortiz, de 29 años, trabajaba como reportero en ‘La Revista Dominical’, de Canal 4, cuyo presidente del directorio era José Francisco Crousillat, sentenciado a ocho años de prisión por ‘vender’, en S/. 69 millones, la línea editorial de América Televisión a Vladimiro Montesinos. El abogado de Ortiz fue Enrique Ghersi, amigo y promotor de la candidatura de Bayly a la Presidencia de la República.

Ghersi, según Bayly, recibió la orden de Crousillat de “apagar el incendio”. “Que no hayas ido a la cárcel no significa que seas inocente”, dijo.“Ghersi lo salvó porque decía que Beto era pasivo, no podía violar a nadie. Y porque los demandantes no tenían representación legal. Ghersi mismo fue quien me contó cómo libró a Beto con estos argumentos, y me dijo también que la justicia en el Perú es fácilmente comprable”, reveló ‘El Francotirador’.

Bayly no lo mencionó, pero el ‘Expediente Ortiz’ revela que el oficial encargado de investigar las denuncias contra el periodista, por orden de la Fiscalía, fue nada menos que el coronel PNP Manuel Ayvar Marca, brazo derecho en la Policía de Vladimiro Montesinos.

Ortiz se ha defendido alegando que el caso fue archivado oportunamente, pero lo cierto es que no existe la prescripción para delitos de abuso infantil. CARETAS supo que algunos de los testigos que acusaron a Ortiz en 1997, estudian presentar una nueva demanda contra el periodista. Uno de ellos es Lizandro Amado Espinoza, quien declaró hace 13 años que conoció a Ortiz en 1992 y que éste intentó abusar de él a cambio de comida y cerveza.

PAPÁ PIRAÑA

La psicóloga Silvia Ochoa, experta en casos de abuso infantil, asegura que el “pedófilo se aprovecha de la condición material para satisfacer su bienestar sexual. Muchos chicos están expuestos por sus propias condiciones, un plato de comida, una chompa y hasta un poco de afecto. Se crea un círculo comercial el cual facilita el accionar del abusador”, advierte.

El Código Penal peruano establece penas de entre 20 a 25 años de cárcel, cuando la víctima tiene entre 10 y 14 años al momento de ocurrir el hecho. Y tipifica, además, el llamado ‘crimen de la seducción’ que se aplica a los actos sexuales o similares obtenidos por medio del engaño con adolescentes de entre 14 y 18 años. La pena es de tres años de cárcel.

La doctora Ochoa afirma que el pedófilo suele repetir sus actos continuamente. Ortiz, al respecto, dice que no es el monstruo perverso que pintan sus rivales, pero se ha negado a responder sobre lo que considera legítimo o prohibido. Por el contrario, ha jugado irresponsablemente con esa ambigüedad durante toda su carrera periodística. No solo con fotografías de muchachos desnudos o semidesnudos y entrevistas televisivas a ‘pirañitas’ que luego terminaron acusándolo de abusador. Escribió tres libros con los títulos ‘Maldita Ternura’, ‘Mis queridos vándalos’ y ‘Pequeñas Infidencias’, y en el 2002 inauguró la discoteca ‘Papa Piraña’. Temerario nombre para un local montado nada menos que en Iquitos, ciudad considerada por diversas organizaciones internacionales como el gran foco de la prostitución infantil en el Perú.


El artículo expuesto es el motivo del odio de Ortiz hacia Caretas. Por estos días, la amistad del buen Beto y Carla García, hija de Alan García, le esta resultando muy provechosa al panzón maléfico, al punto que Ortiz anda disparando a quemarropa a los rivales políticos de Alan. Todo indica que Ortiz es el mercenario mediático del panzón del mal. Mientras otros son desangrados el Gordo es Sagrado, no se le toca.

10 comentarios :

  1. Respuestas
    1. No importaria porque es pasivo

      Eliminar
  2. El señor periodista y mejor Cabro como ha propalado en el programa de sus colegas, no está contento con su pasado sino que quiere pasar al futuro como el propulsor de la nueva Sodoma en el país. pobre diablo, deberían pasarlo por las armas. . jaja.

    ResponderEliminar
  3. El hecho de que sea homosexual no le da impunidad por los delitos que se le acusan. Con mucha más razón debe cumplir con la ley.

    ResponderEliminar
  4. Coincido con lo de propulsor de Sodoma y Gomorra, ya que con todo ese empapelado de imagenes homosexuales, que mas alla de la tolerancia al respecto, promueve ese libertinaje que confunde a los niños,y atenta en la celula familiar.

    ResponderEliminar
  5. Lizandro Amado Espinoza es entrenador de gold´s gym

    ResponderEliminar
  6. si es cierto Lizandro Amado fue mi entrenador en Gold´s Gym sin duda alli esta su foto con polo negro, jajaja... quien iba pensar que estuvo involucrado en este escandalo

    ResponderEliminar