Tarata

Titulares!!!

viernes, 23 de noviembre de 2012

Gobierno de Transición del Dr. Valentín Paniagua Corazao, el Retorno a la Democracia en el Perú


Hola a todos y todas. Les recomiendo este post realizado para forzar un necesario ejercicio de memoria. Hoy trataremos sobre el Gobierno de Transición del Dr. Valentín Paniagua Corazao ( 22 de Noviembre del 2000 al 28 de Julio del 2001). A  postrimerías del segundo gobierno de Alberto Fujimori Fujimori, su administración enfrentó una creciente antipatía, debido a casos de corrupción y recesión económica.  Pese a ello Fujimori se presentó como candidato para un tercer periodo, No renuncio previamente a su investidura de Presidente de la República, y su aparato de inteligencia se dedico a atacar sistemáticamente a los candidatos opositores. Eliminados los opositores del mapa político, un inesperado y subestimado Alejandro Toledo, líder del movimiento político Perú Posible, le haría frente.

Durante la primera vuelta, Fujimori superó a todos los otros candidatos incluido Alejandro Toledo quien argumentando un supuesto fraude se negó a participar en la segunda vuelta electoral, Fujimori corrió solo y gano. Tras este episodio, Alejandro Toledo Encabezaría la Marcha de los Cuatro Suyos. Sucesivas manifestaciones se suscitarían en todo el país.

Tiempo después del tercer período de Fujimori en el 2000 y a través de la compra de un vídeo por parte de la oposición, salieron a la luz el 14 de septiembre de ese año evidencias de los actos de corrupción efectuados por el asesor presidencial Vladimiro Montesinos. Así se iniciaría el fin de la era Fujimori, con el anuncio de la desactivación del SIN y elecciones adelantadas. En medio del caos político y la inestabilidad de su presidencia, Fujimori sale del país rumbo a la Cumbre del APEC e inesperadamente viaja a Japón desde donde renunciaría a la presidencia de la República por fax, renuncia que sería sucedida por los vicepresidentes Francisco Tudela van Breugel Douglas y Ricardo Márquez.

En vista de aquel hecho, el congreso desestimo la renuncia y procedió a destituirlo del cargo. Según la línea de sucesión, la presidencia recaía en el Presidente del Legislativo. En el 2000, Valentín Paniagua fue electo Congresista con una votación modesta y en octubre de ese año fue elegido Presidente del Congreso, tras la destitución de Martha Hildebrandt. Siendo presidente del congreso Paniagua asumió la Presidencia Constitucional de la República para un mandato de transición que garantizaría la transparencia de nuevas elecciones generales.

Inmediatamente proclamado presidente, Paniagua designaría como Primer al respetado ex-Secretario General de la ONU, Javier Pérez de Cuéllar, encargado a la vez de  la cartera de Relaciones Exteriores. Otros miembros de su gabinete fueron Susana Villarán, Walter Ledesma, Antonio Ketín Vidal, Javier Silva Ruete, Marcial Rubio, Juan Inchaústegui, Carlos Amat, Emilio Navarro, Diego García Sayán, entre otros.

El 22 de noviembre del año 2000 se llevó a cabo la ceremonia de juramentación y se le hizo entrega de la banda presidencial de manos de la ex congresista oficialista Luz Salgado. Se había convertido en el Presidente número 47 del Perú.

Durante su gobierno Paniagua se encargó de restituirle al país la credibilidad internacional perdida. Liberó a presos políticos como el líder izquierdista Yehude Simon.

Retomó el nexo con la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), y creó la Comisión de la Verdad y Reconciliación (CVR) para la investigación de crímenes durante la época del terrorismo.

Reconstituyó a las Fuerzas Armadas y a la Policía Nacional. Devolvió a los municipios las atribuciones que les fueron arrebatadas, y sentó las bases en el Parlamento para la reforma de la Constitución.

En abril de 2001, realizó un proceso electoral libre y transparente en el cual resultó electo el ex presidente Alejandro Toledo (2001-2006). Con la figura de Antonio Ketín Vidal en la cartera del Interior, logró la captura de Vladimiro Montesinos Torres, el 23 de junio de 2001.

"Declaro haber cumplido y hecho cumplir la Constitución y la ley y que me he esforzado en todos los instantes de mi gestión por ser digno del encargo de presidente del Congreso, primero; y de presidente de la República, después", fueron las palabras de Valentín Paniagua el 28 de julio de 2001, último día de su gobierno.

"Me voy con muchísima alegría y optimismo, porque creo que culmina una etapa en la vida política del país, que se abre una nueva época, un nuevo tiempo (…)”, expresó, sereno, Valentín Paniagua el último día de su mandato (28/07/2001).


¿Cuántos presidentes podrían afirmar honesta y concienzudamente lo mismo?

Por abrirle al Perú una senda de luz y esperanza le estaremos siempre agradecidos.

Luego de dejar la Presidencia de la República, Paniagua asume la Presidencia de Acción Popular, poco antes de la muerte de su entrañable maestro Fernando Belaúnde Terry, ejerciendo el cargo hasta el 2004.

El 21 de agosto de 2006, Paniagua fue ingresado de urgencia en la Clínica San Felipe de Lima por un aparente cuadro de pericarditis.

El 24 de agosto, durante el discurso de presentación ante el pleno del gabinete del Presidente del Consejo de Ministros Jorge Del Castillo, el parlamentario Víctor Andrés García Belaúnde, presidente de Acción Popular, interrumpió la sesión para anunciar -erróneamente- su deceso al Congreso de la República del Perú, solicitándose un minuto de silencio en su memoria y que se postergue la sesión. Inmediatamente, la noticia dio la vuelta al mundo. Luego se desmentiría dicha noticia por parte de los familiares del ex-presidente, su médico de cabecera Luis Solari y, en el pleno, lo haría el mismo García Belaúnde en una bochornosa confusión. Desde entonces se mantuvo en reserva toda noticia acerca de su salud.

Posteriormente, Valentín Paniagua falleció el día 16 de octubre de 2006 a las cinco de la mañana, debido a una complicación infecciosa pulmonar tras permanecer internado varias semanas en una clínica local.


Actores de todos los sectores políticos e independientes, así como el pueblo en su conjunto han sentido su partida, han mostrado su gratitud y admiración por el llamado "hombre de la concertación" y por aquel entrañable "Chaparrón" que devolvió al país la esperanza ciudadana tras un violento y corrupto periodo dictatorial encabezado por Fujimori. Todo el país sintió mucho pesar por la partida de la escena política nacional, del hombre mas connotado de la política contemporánea peruana.

No hay comentarios :

Nos importa tu opinión. No te vayas sin comentar.

//