Tarata

Titulares!!!

miércoles, 21 de marzo de 2012

La Colonia Italiana del Siglo XIX y Comienzos de XX en la Ciudad Tacna y Una Breve Reflexión



Hola a todos y todas, para el día de hoy les traemos este interesante artículo Histórico, publicado en el Boletin Cultural KUNTISUYO Nº 08 hace un par de años, lo transcribimos para que ustedes puedan leerlo y analizar su breve pero certero contenido, a fin de tener claros ciertos datos históricos de Tacna. Con ello podremos darnos cuenta de que no todos son tan patriotas y tacneños como dicen, obviamente como en todo el mundo siempre abran honrosas excepciones. Vamos con el artículo.


La Colonia Italiana del Siglo XIX y Comienzos de XX

"La ciudad de Tacna, en el siglo XIX, fue conocida como “La Atenas de América” coadyuvando la deslumbrante trayectoria de sus artistas intelectuales: Francisco González de Paula González de Paula Vigil, Carlos Wisse, los hermanos Barreto, Modesto Molina, Mantilla, Centone, entre otros.

A la ciudad de Tacna, se le consideraba como una de las más bellas y opulentas de América del Sur. Fue una ciudad cosmopolita, radicaron pobladores de Europa; singularmente Alemanes, Franceses, Ingleses, todos ellos eran propietarios de grandes negocios.

Tacna constituía paso obligado de los arrieros de Bolivia y del norte Argentino: Tucumán y Jujuy. Ellos se dirigían al puerto de Arica, perteneciente al territorio Tacneño.

Se lo catalogaba, sustantivamente, como el segundo puerto importante del Perú y de la América del Sur, teniendo en cuenta; de ese lugar, se transportaba la plata de las minas de Potosí (Alto Perú, actualmente Bolivia) en dirección a España. Se transportó miles de toneladas. Potosí fue una de las minas de exuberante riqueza.

Tacna, llegó a ostentar su propio banco, producto de la agitada actividad comercial. A fines del siglo XIX y comienzos del XX. Italia vivía momentos de crisis económica, a efecto de diversa índole; sus pobladores comenzaron a inmigrar a América del Norte y del Sur. En proporción mayor, a Sudamérica, escogiendo Brasil, Argentina y Perú.

Respecto a nuestra ciudad llegaron una cantidad considerable. Su vestimenta, según me conto mi abuelo Daniel; en los varones consistía: Unas apargatas de fibra vegetal, un pantalón color blanco y gris, una camisa sin botones, tipo polo con mangas largas y un gorro con pequeña visera.

Ellos trabajaban en diversas labores, particularmente en lo agrícola. Poco a poco fueron acumulando pequeñas cantidades de dinero. Algunos se compraban terrenos agrícolas, plantando vid y sembrando legumbres y hortalizas (zapallo italiano, albahaca, acelga, brócoli, etc). Cuando cosechaban la vid, fabricaban el vino.

La suerte de estos señores se alumbro en la guerra de Perú y Chile. En toda la época del cautiverio, algunos de ellos se compraban las casas y chacras a precios regalados, otros se apoderaban de propiedades de tacneños que fueron muertos o vendidos por intermedio de la cruz negra (Traición).

Obviamente estuvieron coludidos con malos peruanos tacneños. La respectiva colonia fue protegida por las leyes Europeas, sobreentendiéndose que no participaron en la defensa de Tacna y del Perú.
Con el transcurso de los años se economía acrecentó considerablemente, hasta fines de 1988. A efecto del primer paquetazo de Alan García, decayó considerablemente.

Sintetizando; producto de la inmigración y la fusión de la diversidad de pueblos extranjeros y nacionales, nuestra ciudad obtuvo un conglomerado de usos y costumbres. Por ejemplo, los italianos brindaron una variedad de platos típicos: Tallarines, guisos, torrejas, pizzas, entre otros."

Antes de cerrar este post y a manera de hacer un ejemplo simple, recordemos que hace un año atrás, creo, un grupo de buscadores de Tesoros Norteamericanos (Exploración Odyssey) recuperaron del océano una embarcación Española (Fragata Nuestra Señora de las Mercedes y las Ánimas) que contenía un valioso tesoro consistente en metales preciosos. Tan pronto el tesoro fue descubierto el Gobierno español planteo una demanda internacional en EE.UU. a los buscadores, aduciendo la propiedad del tesoro. Tras meses de litigio el Poder Judicial de Estados Unidos dio la razón a España. Luego de ello el Gobierno Peruano hizo también una demanda a España por la propiedad del cargamento, ya que las monedas fueron acuñadas en Lima y con oro nacional. El litigio continua... La pregunta es ¿A quién le pertenece realmente el oro?. Como en ese caso, Tacna es un tesoro que los hoy habitantes de Tacna se disputan, ¿de quien será?, ¿de los que están ahora, de los que llegaron antes, de los que llegaron un poquito mas antes, de los que ya estaban, o de los que vendrán?... Tacna a nuestro parecer es de todos, no valen los racismos ridículos de cualquier lado, ni la de los xenófobos clásicos, ni la de los nuevos. Cierto es que las colonias europeas como en todo lado alimentaron el racismo, y los siglos y las décadas han causado que los descendientes de las víctimas de ese racismo sean hoy los contrarracistas más radicales, se paga con la misma moneda. Y los mestizos, aquellos parias naturales siguen hasta hoy entre dos aguas, como hace siglos, arrimandose a un lado o a otro de acuerdo al tono de su piel o a su dinero. Tacna vive tan polarizada como demográficamente lo muestran sus distritos, pero los habitantes de esta Tacna centralista y de contrastes han olvidado que hay un tercer miembro en la discordia, ignorado muchas veces, ese miembro es el interior de Tacna, la Tacna andina que pocos conocen, y que hoy pide derecho a voz y voto; y como en el caso del tesoro del barco, aquí tendrá inicio un nuevo capitulo en la historia de nuestra ciudad.

Todo esto pasa en verdad, pero no debería pasar, ¿vale más la piel que el alma?. Todos somos iguales, eso es lo cierto, con diferente historia, pero iguales, es lo único que debemos recordar para tratar de llevarnos bien en esta casa que se llama Tacna y que nos acoge a todos por igual, o acaso se olvidan que respiramos el aire que también respiro el otro. Que todo marche en armonía y con igualdad es lo que todos quisiéramos, pero mientras el agresor no cambie, es improbable que quienes antes ponían la otra mejilla y hoy responden con el puño en justo derecho, quieran bajar la guardia. En todo caso un poco de historia nunca caerá mal, no Conde de Copare que hace unos meses dedicaste unas líneas racistas a mis paisanos.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Nos importa tu opinión. No te vayas sin comentar.

//